Explore our brands

El secreto de un buen sellado

06.06.2019

“Nunca te fíes de la apariencia, sino de la evidencia” (Charles Dickens)

Existen una multitud de juntas en el ámbito de la fachada que deben cumplir distintos requisitos, por lo que no existe una única solución para sellarlas, sino que debemos seleccionar el producto más adecuado atendiendo a los requisitos técnicos que la junta nos demanda.

Basta con decir, que es realmente crucial elegir el sistema correcto y el producto adecuado para lograr un correcto sellado. Cuando no se tiene en cuenta estos aspectos, que afectan directamente a la estanqueidad del edificio, se ocasionan problemas de mala calidad del aire, malestar térmico y acústico para sus ocupantes, incluso, una progresiva degradación prematura de la estructura y un desperdicio en la factura energética

Uno de los puntos más importantes y donde la mayoría de los selladores fracasan tiene que ver con la capacidad de movimiento que éstos tienen para poder absorber los distintos movimientos previstos. Desde este punto de vista, y de acuerdo a la norma UNE-EN 15601-1 y UNE-EN ISO 11600, los selladores deben elegirse preferentemente elásticos y de bajo módulo.

  • Movimiento previsto ≤25%: clase F 25 LM.
  • Movimiento previsto ≤20%: clase F 20 LM ó F 25 LM.
  • Movimiento previsto ≤12,5%: clase F 12,5 ó F 20 LM ó F 25 LM.

Tanto para el sellado de las ventanas, como de las juntas de fachada, se recomienda la elección de selladores con una capacidad de movimiento del 25%, tanto en contracción como en dilatación.

De todas las posibles soluciones, tremco illbruck propone su cinta de espuma impregnada  illbruck TP600, espuma de poliuretano en rollos, impregnada completamente con resinas sintética y pre-comprimida, que asegura por si sola la impermeabilización bajo el impacto de la lluvia y la estanqueidad al paso del aire.

La clave para una correcta aplicación pasa por tener en cuenta una correcta elección del rollo de la cinta en función del ancho y profundidad de la junta y el rango de aplicación o zona de descompresión.

Las ventajas en el uso de las cintas de espuma impregnada  illbruck TP600 para sellar las juntas de fachada y las uniones periféricas alrededor de las carpinterías exteriores son múltiples.

Una opción más económica, estética y mucho más rápida.

  • Un paso menos. Un solo producto para aplicar en lugar de los dos más convencionales (sellador + fondo de junta).
  • Capacidad para trabajar en cualquier condición climática. La lluvia, el frío, etc. no son un inconveniente para la aplicación de estos productos, porque no funcionan por adhesión, sino que lo hacen por descompresión permanente sobre los labios de la junta.
  • Se requiere de menos preparación. No se requiere una acción previa en la junta. Basta con colocar la cinta de espuma impregnada en la junta, incluso en la renovación, los restos del antiguo sellador no son un problema.
  • Ahorro en material. Optimizando las dimensiones de los rollos, para satisfacer las tolerancias requeridas, existe un total aprovechamiento ya que no existen mermas.
  • Producto ecológico. Genera muy pocos residuos (núcleo de cartón y flejado), poco voluminosos y reciclables, sin gastos de procesamiento, a diferencia de los cartuchos plásticos y la gestión de los residuos químicos.
  • ¡Fácil manipulación y aplicación! Como las cintas de espuma impregnada están prefabricadas, no necesitan de ninguna reacción química o polimerización en la obra. Los rollos son compactos y fácilmente transportables y no requieren de herramientas específicas (tijeras, metro y espátula) para su manipulación y colocación.
  • Producto de altas prestaciones y durabilidad. Las cintas de espuma impregnada presentan un excelente nivel de estanqueidad al agua y al aire (BG 1 según la norma DIN 18542) y una extraordinaria longevidad y resistencia con más de 10 años de garantía.

Para cualquier otra consulta o consideración encontrará el servicio técnico de tremco illbruck a su disposición.