Explore our brands

Aparición de moho en las juntas de las ventanas: reglas básicas para una instalación profesional

Todos sabemos que para evitar el moho, debes evitar la humedad. Sin embargo, cuando se planifican los detalles constructivos y se trabaja en la instalación, la incertidumbre o las malas decisiones a menudo provocan errores. Las prisas por terminar las instalaciones en la obra, la planificación inadecuada y la mala coordinación entre los diversos gremios involucrados en el proyecto agravan esta situación. Hay desafíos importantes que superar en las instalaciones de ventanas modernas. Los métodos constructivos de hoy en día requieren que un edificio sea perfectamente hermético para eliminar el riesgo de humedad. Sin embargo, si sigue algunas reglas básicas, no hay ninguna razón por la que no pueda lograr un resultado de instalación profesional. 

Sellado de juntas de construcción

En teoría, la prevención del moho es simple. La envoltura del edificio debe cumplir con los estándares aplicables para el aislamiento térmico, la protección contra la lluvia, la hermeticidad y la resistencia a la humedad. Sin embargo, la calidad de un edificio solo es tan buena como la suma de sus partes. Si bien los muros y las ventanas de altas prestaciones no tienen problemas para cumplir con el estándar requerido, las interfaces entre estos dos componentes presentan un mayor desafío. En estas áreas, convergen diferentes niveles de conductividad térmica y diferentes propiedades físicas. Si altera este delicado equilibrio, por ejemplo durante el trabajo de renovación, sin seguir las reglas básicas que se aplican, las consecuencias pueden ser graves.

Las ventanas: una gran reto para evitar errores

Muchas veces, las cosas comienzan a salir mal cuando se selecciona la posición para colocar la ventana. Si la ventana está instalada demasiado cerca de la cara exterior del edificio en una pared monolítica, la pared enfriada y el aire cálido y húmedo de la sala se encontrarán, dando como resultado un alto nivel de humedad relativa que persistirá durante largos períodos de tiempo. En los casos más graves, se forma condensación. De tanto en tanto, esta condensación causará la formación de tiras visibles de moho en la zona paralela alrededor de la ventana. Los detalles de las juntas superior e inferior, como los dinteles de hormigón y las juntas del alféizar de la ventana, son particularmente vulnerables.

Norma española UNE 85219:2016

La norma, de cumplimiento voluntario, tiene por objeto definir los sistemas y condiciones técnicas que deben seguirse para la colocación de las ventanas y puertas peatonales exteriores en el hueco de la obra, con la doble finalidad de proporcionar seguridad al usuario y la perdurabilidad en el tiempo de sus prestaciones. La norma es de aplicación a ventanas (incluyendo ventanas balconeras y ventanas de tejado) y a puertas peatonales exteriores, cualquiera que sea el material con que estén fabricadas, tal y como se definen en la Norma UNE-EN 12519, independientemente del tipo de obra y situación de la ventana respecto al hueco sobre el que se vaya a fijar.

Para definir la correcta posición correcta de la ventana, calcula el punto de rocío

La presencia de moho en un área indica dónde la temperatura de la superficie es demasiado baja y, por lo tanto, dónde debería haberse colocado en la unión a la ventana aislamiento. Con la ayuda de los cálculos isotérmicos y de humedad correctos, puede prevenir el moho antes de que tenga la oportunidad de formarse. La posición planificada de la ventana puede verificarse por adelantado y corregirse si es necesario. Desafortunadamente, en los proyectos de renovación apresurados, la importancia de este paso, a menudo, se subestima, o los cálculos se omiten por completo en el proceso. Este es un problema particular grave donde el reemplazo de ventanas y el aislamiento de la pared exterior se planifican juntos, pero no se ejecutan simultáneamente. Por lo tanto, se debe informar a los clientes que estas renovaciones deben completarse durante la misma fase del proyecto de construcción.

La envolvente del edificio hermética: un difícil desafío

La envolvente del edificio, que no puede someterse a controles tan exhaustivos, presenta un desafío aún mayor. La construcción debe ser completamente hermética, pero esto puede ser complicado de lograr, particularmente alrededor de las juntas de las ventanas. A menudo, las juntas de ventana requieren que varios materiales se unan internamente para formar un sello completamente hermético. Cualquier fuga o punto débil quedará cubierto y ya no se podrá ver en una etapa posterior. Sin embargo, estos puntos débiles permiten la entrada de aire húmedo, que se convierte en condensado en el interior de la junta. La humedad reduce la eficiencia del aislamiento térmico, lo que finalmente dará como resultado el crecimiento de moho. La junta debe estar sellada y deben tomarse medidas para garantizar que la humedad que ha penetrado en la junta, a través de la difusión, pueda escapar con mayor facilidad que la humedad que vuelve a penetrar desde el interior de la habitación.

El principio: mejorar el sellado interior

Las pautas de RAL sobre la planificación e instalación de ventanas y puertas en nuevos edificios y proyectos de renovación ofrecen instrucciones claras y prácticas sobre cómo lograr esto. Muchos de los productos disponibles en el mercado son adecuados, incluyendo el sellado de juntas y membranas para juntas de ventanas, sellado de juntas comprimidas y cintas multifuncionales, espumas para ventanas y otros selladores. El objetivo final es lograr una construcción hermética y resistente a la humedad en el interior, abierta a la difusión, resistente a la lluvia y a la intemperie en el exterior. En el centro, la junta debe proporcionar aislamiento contra el calor y el ruido. Para lograr este objetivo, los materiales de sellado deben ser duraderos y trabajar juntos para evitar que el aire fluya hacia afuera desde el interior de la habitación, al mismo tiempo que permite la difusión de la humedad externamente, dependiendo de su posición en la junta de la ventana.

Errores comunes en la instalación de ventanas

La buena comunicación entre todas las partes involucradas en el proyecto constructivo es clave para el logro de un resultado profesional. Los detalles deben planearse cuidadosamente y las decisiones no deben dejarse únicamente al instalador de la ventana. El instalador debe ser capaz de combinar los productos seleccionados de la manera correcta. Un sistema de sellado probado y comprobado es la opción de menor riesgo, pero los errores durante la instalación aún pueden afectar la eficacia de estas soluciones. La membrana que está diseñada para uso interno o externo se puede mezclar fácilmente, lo que hace que el tipo incorrecto se coloque en la ubicación incorrecta. Este error no solo evita que la humedad se escape externamente, sino que también se acumula en el interior de la membrana exterior. Por lo tanto, los fabricantes deben diseñar sus productos con un uso intuitivo en mente. Un valor Sd variable es una característica útil en este tipo de membranas, lo que permite que se ajusten tanto interna como externamente.

La falta de cuidado al terminar las juntas también puede crear problemas más adelante. A menudo, no se dedica el tiempo suficiente para esta tarea, y el trabajo en la obra, a menudo, se lleva a cabo bajo una considerable presión de tiempo. Si simplemente cruzas los dedos y esperas que todo salga bien al final, te espera un susto asegurado. Si vives en la casa, un problema, ya que tendrás que lidiar con el moho, y si simplemente, están ajustando las ventanas, sus clientes se quejarán.

Seguir unas pocas reglas básicas ayudará a prevenir el crecimiento de moho en las juntas de las ventanas. Para obtener más consejos de nuestros expertos.

Consultar