Explore our brands

El asesoramiento de tremco illbruck, la clave del éxito

Sin este detalle, la acústica en la Filarmónica de Elba no sería tan "limpia" y "nítida"

A mediados de enero de 2017, el Grand Hall, en el mismo corazón de la Filarmónica de Elba, en Hamburgo, abrió finalmente sus puertas al público. Ahora, cualquiera, previa compra del ticket, puede disfrutar de la famosa acústica de la sala de conciertos. El perfeccionista experto en acústica, Yasuhisa Toyota, definió unos altos estándares de cumplimiento para todos los participantes del proyecto, aceptando solo aquellas soluciones de mejor rendimiento. Como coordinador de este equipo de trabajo nombraron a un técnico experto en aplicaciones de tremco illbruck, que utilizó su propio y amplio conocimiento como músico para ofrecer una visión única en la manera de solucionar todas las uniones interiores de la sala.

"Limpio como el cristal", "excelente" y "nítido", son solo algunos de los adjetivos utilizados para describir la acústica del Grand Hall por parte de aquellos que tuvieron la suerte de asistir a uno de los primeros conciertos ofrecidos en la Filarmónica de Elba en enero de 2017.

Mientras que los circuitos internacionales de conciertos anticipaban ansiosamente el día de la inauguración, HOCHTIEF, con el apoyo de tremco illbruck, trabajó intensamente para hacer realidad la visión del experto mundial en acústica, el japonés Toyota. El elemento central del diseño se centra en la "piel blanca" que recubre el Grand Hall, espacio compuesto de alrededor de 10.000 paneles de fibra de yeso, mecanizados individualmente, que proyectan un sonido puro a todos y cada uno de los asientos. La textura ascendente y descendente en la superficie del panel nunca se repite, y con una densidad de 1.500 kg/m³, los paneles son casi tan pesados como el mismo hormigón, lo que permite que resistan perfectamente la resonancia incluso cuando son puestos a prueba por las actuaciones musicales más exigentes y potentes. La unión entre los paneles es una característica integral de todo el sistema en general.

15 kilómetros de juntas

El debate que se genera definiendo dónde es mejor colocar las uniones de los materiales forma parte del discurso cotidiano en los proyectos constructivos, pero en este caso, la cuestión adquirió una importancia aún mayor al recubrir el Grand Hall para lograr el efecto acústico deseado. Las juntas entre los paneles tienen una longitud total de 15 kilómetros. Para Frank Unglaub, de tremco illbruck, que fue contratado como consultor por el contratista general HOCHTIEF y su subcontratista Peuckert, el efecto acústico de los sellados fue una prioridad desde el inicio. Sabía que, si no se sellaba perfectamente, el sonido se filtraría y terminaría detrás de los paneles, donde luego rebotaría, completamente descontrolado, de vuelta al pasillo, incluso un efecto aún más determinante que el impacto sobre el consumo de energía y el control del clima, un detalle aparentemente poco relevante, pero con enormes repercusiones en el proyecto. 

Uniones rectas, requisitos complejos

HOCHTIEF planeó realizar los sellados en dos etapas, combinando la cinta de espuma impregnada para el sellado de juntas con el sellador.

A sugerencia del técnico en aplicaciones de tremco illbruck, para la primera etapa se utilizó illbruck TP600 illmod 600, cinta de espuma impregnada de sellado premium de tremco illbruck, un producto caracterizado por la combinación de sus excepcionales propiedades, todas ellas probadas bajo ensayo. Esta cinta de espuma impregnada es conocida por su perfecta y permanente capacidad de sellado y sus niveles de difusión de vapor, como quedó demostrado en los test de resistencia a la intemperie después de 20 años de aplicación. Otras dos propiedades también fueron tenidas en cuenta en este proyecto, el alto peso volumétrico de la cinta para una protección óptima del sonido y su clase de reacción al fuego B1. 

Ambas consideraciones fueron factores clave y determinantes para la realización de las juntas de los paneles. Además, la cinta de espuma impregnada se adapta perfectamente a las variaciones en el ancho de la junta. Esta característica es de vital importancia en las áreas alrededor de las uniones donde los paneles están empotrados, lo que amplía aún más la unión. En estas áreas, la cinta de espuma impregnada, de poros abiertos, realiza la misma función que entre los paneles, creando una barrera acústica limpia entre los elementos a la vez que también permite absorber el sonido.

"Esta solución fue ideal para cumplir con nuestros requisitos", dijo Lutz Hiltmann del contratista general HOCHTIEF, recordando el proyecto: "El sellado de la junta fue el complemento ideal y la prolongación de las complejas funciones de la misma piel blanca". Para la segunda etapa del sellado, la empresa optó por una silicona resistente al fuego y de alto volumen para ser el socio perfecto de la cinta de espuma impregnada illbruck TP600. tremco illbruck quedó muy satisfecha con los resultados: "Proporcionamos asesoramiento de alto nivel a HOCHTIEF durante todas las fases de desarrollo e implementación del proyecto y la acústica obtenida fue limpia y nítida, exactamente como se esperaba".

El sellado de las juntas fue el complemento ideal y la continuación de las funciones complejas en si de la piel blanca".

Para la segunda etapa del sellado, la empresa optó por una silicona resistente al fuego y de alto volumen para ser el socio perfecto de la cinta de espuma impregnada illbruck TP600. tremco illbruck quedó muy satisfecha con los resultados: "Proporcionamos asesoramiento de alto nivel a HOCHTIEF durante todas las fases de desarrollo e implementación del proyecto y la acústica obtenida fue limpia y nítida, exactamente como se esperaba".